¿Por qué Angola?

22 de mayo de 2012

Por Miguel Cuervo

Segunda misión a Angola. La presidió Cristina Fernández al frente de una nutrida delegación oficial y de más de cuatrocientos empresarios de todo rango y diversos sectores. Desde el punto de vista económico, el objetivo de la visita busca aumentar el intercambio comercial y en especial las exportaciones de la Argentina en base al crecimiento reciente del poder adquisitivo de la nación africana.

Angola disfruta de la expansión del negocio de los combustibles. También juegan las complementariedades entre un país que necesita gas, la Argentina y otro que requiere alimentos, Angola.

La delegación oficial estuvo integrada por ministros y gobernadores y los gobernadores de Entre Ríos, Sergio Urribarri, de San Juan, José Luis Gioja y de Tucumán, José Alperovich. Cristina Fernández se reunió con su par angoleño, José Eduardo Dos Santos, y finalmente concurrió a la Asamblea Nacional donde planteó los objetivos y el marco de la visita a Angola.  Allí aseguró que los gobiernos tienen que tener como objetivo sociedades “inclusivas” y con “salarios justos”, y reafirmó la convicción de que “otro modelo de acumulación que no sea el de la renta financiera es posible”.  Agregó que que “el dinero solo, adentro de los bancos, no se reproduce, sino que tiene que salir e ir a la industria, la agricultura, la ganadería y los servicios”.

¿Porqué Angola? Cristina dijo“puede ser una excelente plataforma para que nuestros empresarios internacionalicen y se asocien con sus pares angoleños para desarrollar plataformas de producción”, luego de destacar “la complementariedad económica y política entre una Argentina emergente y una Angola en reconstrucción”. “Podríamos decir que somos complementarios en materia económica, en materia de petróleo y gas, pero también en materia política”, dijo la Presidenta. Además agradeció el “apoyo permanente” del pueblo y el gobierno de Angola en el reclamo argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas, afirmando que “Sabemos del compromiso histórico, del ADN del pueblo angoleño en la lucha contra todo tipo de colonialismo”, agregó la mandataria.

Angola, con algo más de 13.5 millones de habitantes, superó los tres años de reducción de precios del petróleo (2006/2008) que afectaron seriamente su economía y ha logrado mejorar la situación fiscal, obtener un nivel aceptable de reservas internacionales y una baja inflación, según reza el informe del Fondo Monetario Internacional de la Consulta del Artículo IV, llevada a cabo en las dos primeras semanas de mayo de 2012.

El Informe del FMI consigna que “La perfomance macroeconómica de 2011 fue afectada por problemas en la producción de petróleo, pero que el crecimiento robusto en los sectores no petroleros de la economía compensaron aquella falla, obteniendo una tasa de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) del 3.4 %. La inflación continuó declinando gradualmente hacia el 11 % anual, el superávit fiscal aumentó hasta lograr la excelente tasa del 10 % del PBI, impulsada en parte por los buenos precios del petróleo; las reservas internacionales se espera que superen los U$S 35.800 millones al final de 2012, un nivel equivalente a dieciocho meses de importaciones”.

El informe final de la Consulta del Artículo IV del FMI, informa también que esperan un crecimiento económico para el año corriente del 9.7 %, no sólo resultado de la recuperación de la producción de petróleo sino también como consecuencia del programa de inversiones públicas. El sector agropecuario y por ende la provisión de alimentos, por su parte, no tiene una buena situación, principalmente debido a la sequía que golpea al país.

Angola tiene una pirámide poblacional dominada por niños y púberes, que conforman el 43 % de su población, con pocos ciudadanos en retiro, menos del 3 %, pero registra un nivel de PBI per capita de U$S 5.146 en 2011 y se estima un nivel de U$S 5.788 para finales de 2012.  Su nivel de reservas internacionales y su escasa deuda externa (cerrará el año 2012 con un 12.5 % del PBI), facilitan el crecimiento del comercio exterior que se mueve a una tasa anual de aumento, para exportaciones e importaciones, del 13 % y determinan un superávit de Cuenta Corriente que alcanza al 8 % del PBI. El volumen del comercio exterior viene creciendo, con exportaciones de U$S 64.353 millones en 2011 y un estimado de U$S 72.624 millones para 2012 (95 % petróleo), mientras las importaciones llegan a U$S 21.924 millones en 2011 (U$S 16.902 del sector no petrolero) y un estimado de U$S 24.873 millones para 2012 (U$S 18.846 millones del sector no petrolero).

La relación comercial con Angola es vista por el secretario Guillermo Moreno como de largo plazo, “Lo que se empieza a hacer ahora con Angola es un esquema de negocios permanente en el tiempo, generar una relación a largo plazo, cada sector del mercado buscando su destino. Además, cada uno tiene su dinámica, no es lo mismo alimentos que textiles; son procesos que llevan tiempos distintos”, señaló. En la práctica, para facilitar la vía comercial la Argentina abrirá una línea de crédito de U$$ 100 millones del Banco Nación para financiar emprendimientos de empresarios locales en esas tierras, según la información brindada por Guillermo Moreno.

El titular de la Asociación de Jóvenes Empresarios Pymes (AJEP), Augusto Santucho, sostuvo que “se detectaron oportunidades en alimentos; maquinaria pesada (agrícola, mineras, carretones, acoplados); herramientas; calzado; textiles; repuestos de máquinas mineras; automóviles; metales (hierros para construcción y la industria petrolera); máquinas para fabricar aceites comestibles, entre otros sectores”. En particular, la delegación destacó la oferta de la cosechadora Maag Mitos, fabricada por la empresa Grupo Senor en Entre Ríos, la primera cosechadora carrozada del mundo, que llevó al Gobernador Uribarri a afirmar que “se vendieron dos cosechadoras”.

En términos de citar casos, se conoció que la fábrica de niveladoras TBeH logró vender los dos equipos que trajo y colocar un tercer, a U$S 15.000 cada niveladora. Los responsables de la firma Pauny esperaban que los angoleños consiguieran las garantías requeridas para comprar los dos tractores que trajeron hasta aquí, que valen U$S 80.000 cada uno, esperando sustituir a la masiva y tradicional importación de tractores de origen India.

Como apuesta a  la permanencia y el largo plazo, se abrirá la Casa de la Argentina en Angola, una sede comercial permanente en Luanda en las próximas semanas.

compartir nota
22 mayo 2012

¿Por qué Angola?

Los comentarios están cerrados.